CIUDADES, CULTURA Y CREATIVIDAD: RECUPERACIÓN, DESARROLLO Y CRECIMIENTO ECONOMICO POST COVID-19

La UNESCO y el Banco Mundial se han asociado por primera vez en una iniciativa conjunta para fomentar las industrias culturales y creativas en las ciudades como parte de su recuperación y desarrollo durante y después de la pandemia de la COVID-19.

105

En su documento de posición, publicado ayer 21 de mayo, la UNESCO y el Banco Mundial presentan el marco de acción «Ciudades, Cultura y Creatividad» para que las ciudades sean más creativas, habilitando ecosistemas sostenibles en los que las industrias culturales y creativas puedan alcanzar todo su potencial para contribuir al crecimiento económico, la vitalidad urbana, la inclusión social y la innovación.

El Presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Volkan Bozkır, convocó esta Reunión de Alto Nivel sobre Cultura y Desarrollo Sostenible, organizada en colaboración con la UNESCO. Los participantes examinaron cómo la inversión en la economía creativa podría estimular la recuperación tras la pandemia. El evento estuvo destinado a catalizar el liderazgo y la acción para apoyar a las industrias culturales y creativas y su contribución al desarrollo económico y social, en particular en el contexto del último Decenio de Acción para lograr los objetivos 2030 de la ONU para el desarrollo sostenible.

El evento, que coincide con el Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo, consistió en tres mesas redondas y una sesión plenaria, y destacó el papel transformador de la cultura como acelerador de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Trata de concienciar sobre los retos y las oportunidades a los que se enfrenta el sector cultural y creativo, que ha demostrado una gran capacidad de resiliencia durante la crisis de la COVID-19.

La economía creativa es uno de los sectores de más rápido crecimiento de la economía mundial. Genera ingresos, crea puestos de trabajo y aporta ingresos por exportación. Las industrias culturales y creativas aportan unos ingresos mundiales anuales de 2.250.000 millones de dólares y unas exportaciones de más de 250.000 millones de dólares, y proporcionan casi 30 millones de puestos de trabajo en todo el mundo y emplean a más personas de entre 15 y 29 años que cualquier otro sector. En momentos en que el sector cultural se ha visto devastado en todo el mundo por la crisis de la COVID-19, las industrias culturales y creativas poseen un potencial sin explotar que puede ayudar a las ciudades del mundo a recuperarse y ganar resiliencia.

Ciudades, Cultura y Creatividad se basa en estudios mundiales y en las lecciones aprendidas de nueve ciudades diferentes de todas las regiones, desde Brazzaville hasta Madaba y Seúl, que han colaborado con el Banco Mundial y la UNESCO y han aprovechado su creatividad, logrando resultados socioeconómicos positivos. El texto destaca políticas e intervenciones integradas en seis áreas que pueden permitir la emergencia de ciudades creativas: infraestructura urbana y habitabilidad, habilidades e innovación, redes y apoyo financiero, instituciones y regulaciones inclusivas, singularidad y entorno digital.

El estudio proporciona principios rectores y recomendaciones que ofrecen ejemplos concretos de políticas, programas e inversiones a corto y largo plazo que las ciudades pueden poner en marcha para ayudarlas a recuperarse de la pandemia actual y de sus efectos en las economías, creando un entorno duradero y propicio para que prosperen las industrias culturales y creativas.

Se espera que el marco «Ciudades, Cultura y Creatividad» se aplique en diferentes regiones del mundo mediante una serie de proyectos piloto conjuntos de la UNESCO y el Banco Mundial.

Ingrese acá para descargar el documento en Ingles