INTERCAMBIO Y RECICLAJE TEXTIL EN CAFÉ ATELIER

36

Estuvimos en el Evento Intercambio Restex en Café Atelier, donde se intercambió ropa de mujer y se realizó un taller de reciclaje textil, con importante participación de público.

Hablamos con la monitora del taller, Ana María Tobar quien nos manifestó: “Mi emprendimiento se llama “Decoración y Tejidos Roly”. Durante la pandemia empecé a cocer en serio, aunque desde muy niña mi esencia es la manualidad. Este es el primer taller que hacemos acá. Las alumnas estuvieron súper motivadas y concentradas en crear un producto elaborado por ellas mismas, reutilizando una prenda que estaba en desuso y cuyo destino era la basura. La idea fue recuperarlo y convertirlo en algo útil para el uso diario. Esperamos poder seguir haciendo talleres de reutilización textil”.

Conversamos con la fundadora de Restex Chile, la tecnólogo medico Roxana Parra, quien nos señaló: “Esto nace de una reflexión, cuando iba a ordenar mi closet, como hago cada tres o cuatro meses, y me di cuenta que había mucha ropa que ya no usaba y estaba casi nueva. Me inspire en iniciativas como Ropanti, Ecocitex, las que admiro mucho pero solo funcionan en Santiago. Hicimos un inventario sumando la ropa de mi hija a la mía, más una amiga que me regaló su closet completo y así empezamos. El objetivo es promover el consumo consciente y que haya una alternativa a comprar ropa nueva. Es super sencillo: si tienes prendas en buen estado que puedan ser útiles a alguien, tráela a los intercambios y por poca plata llévate otra que te guste”.  

“Estoy muy feliz de encontrar gente que apoye la iniciativa y quiera participar. Lo más importante para la sustentabilidad es hacer equipo. Esperamos armar algo entretenido y más efectivo uniendo iniciativas similares.  Necesitamos avanzar, porque no todo se puede intercambiar y aunque la segunda opción es reciclar, al final queda mucho desecho textil y acá no tenemos una planta recicladora” enfatizó Parra al cierre.

La industria textil es responsable del 10% de las emisiones globales de CO2 y el 20% de la contaminación del agua a nivel global. Se estima que producir una sola camiseta puede utilizar hasta 2.700 litros de agua. El 85% de los desechos textiles terminan en vertederos o incinerados. ¿Le suena?