CANCIONERO DEL DESIERTO

40

La comuna de Sierra Gorda tiene una baja cantidad de habitantes en una gran extensión territorial, lo que le resta atractivo durante las campañas electorales y quizá por lo mismo peso político, pero desde hace un par de siglos al menos, ha sido fundamental para la economía nacional y mundial.

Más allá de las reminiscencias románticas superficiales, esta comuna entrega el testimonio de que la explotación de sus recursos naturales no mejora necesariamente la vida de sus habitantes, a lo que se suma a la postergación de los anhelos de reconocimiento de estos y la pérdida pau-latina de su identidad ante la avalancha de población flotante y la globalización.

Conversamos con Cristian Valacina Cuevas, productor general, músico y coordinador del proyecto “Yo vivo en el desierto más árido del mundo: un cancionero para la comuna de Sierra Gorda”, trabajo materializado en un cd musical de muy buena factura y que fue reciente mente presentado en vivo al público en Antofagasta durante Filzic 2021: “este cancionero se construye a partir de un audio libro ejecutado gracias a un FNDR obtenido el 2018 por la Fundación Cultural de Sierra Gorda, recogiendo testimonios de vecinos de la comuna sumados a textos de poetas locales, para rescatar este pa-trimonio inmaterial.”

“Hablamos de un pasado totalmente distinto, en que no existía el acceso a la comunicación instantánea ni a demasiada tecnología, donde el relato oral era fundamental. El acceso físico era limitado al ferrocarril antes de existir la carretera panamericana. La memoria comunitaria guardó el recuerdo de alegrías y también de abusos, en este lado B de la historia local. Por ejemplo la canción “Flor de seda”, que habla de la prostitución durante la epoca salitrera originada por la injusticia del pago con fichas a los obreros. Hoy tenemos algo parecido con la gran minería del cobre, con ganancias millonarias que no se reflejan en proporción a su impacto en el territorio comunal. Esperamos que esto cambie para avanzar hacia un desarrollo sostenible.”

Valacina agrega: “A pesar de haber nacido en Antofagasta, mi familia es pampina por lo que tengo un lazo emocional con la cultura salitrera, lo que impulsa en mí un compromiso con el conocimiento profundo de esta historia y la mejora de la calidad de vida para la comunidad .”

“El trabajo de creación de las letras y la composición músical de este cancionero duró casi 9 meses, desde la adjudicación del financiamiento gracias a un FNDR el 2020, con una producción musical a cargo de Cristian Rossi de estudio Rossi , donde se copiaron 1000 ejemplares del CD que contiene 9 temas, para su entrega gratuita al público” declaró el gestor cultural. Es fundamental conocer la historia de esta comuna para entender su relevante rol en la historia regional y nacional.