ESCULTURAS CON EL PUEBLO EN EL ALMA

63

Estuvimos en la inauguración de la exposición “Alma del pueblo” del escultor Carlos Troncoso Cicardini en el Centro Cultural Estación. Esta es una muestra retrospectiva que contempla el trabajo desarrollado por este creador durante 20 años y lleva el nombre de su escultura más conocida, de monumental presencia en el paseo Prat de Antofagasta.

Nacido en el puerto de Caldera en la región de Atacama, luego de cursar su enseñanza media en Copiapó se trasladó a Antofagasta para seguir la carrera de pedagogía en Artes Plásticas, en la entonces Universidad del Norte.

Siempre curiosos, le preguntamos por esta muestra, a lo que nos contó: “Esta es una selección de 20 obras desde mi época de estudiante, aproximadamente 1978, y la última realizada en 2020 o 2021, en plena pandemia. Siempre trato de trabajar en distintas materialidades como madera, resina, cemento, yeso y metal y eso está reflejado en la exposición”.

“Desde niño, como a los 6 o 7 años, conocí la madera y sus herramientas gracias a mi padre, que era carpintero. En la enseñanza básica y media siempre me destaqué en dife-rentes trabajos y concursos”. “Antofagasta me dio la oportunidad de hacer, mostrar y permanecer, desde que llegué en 1975 a estudiar, con una mano adelante y la otra atrás como se dice. Felizmente pude terminar mi carrera y ejercer la docencia hasta 1991. De ahí me dediqué de lleno a trabajar en mi taller y mis proyectos personales”. “En esta región hay muchos autodidactas y gente que aprende por medio de la internet, pero es diferente tener profesores que te enseñen y te guíen, así como que los jóvenes aprendan en talleres el trabajo sobre los materiales y lo experimenten junto a sus compañeros, que conozcan la teoría del color y la historia del arte”.

“Que no existan escuelas de arte universitarias es un gran vacío en esta y otras regiones, como consecuencia de los cambios de prioridades en los gobiernos de las épocas anteriores, para los que no era rentable el desarrollo de las humanidades” nos declaró Troncoso Cicardini.

No podemos estar más de acuerdo con su parecer, ni dejar de agradecer su destacable trabajo.