CALIDAD Y ESFUERZO ANTOFAGASTINO HECHOS MUEBLES

Muchas empresas locales luchan contra la adversidad en esta emergencia Covid-19 en Antofagasta, dando un ejemplo de tesón familiar y trabajo en equipo.

245

Muebles La Americana es una prestigiosa empresa antofagastina que nace cerca de 1972, fundada por los inmigrantes griegos Despina Marentis y Constantino Soubaliotti, dedicándose entonces a la fabricación de muebles de estilo tallados en madera, comedores y todo lo que se veía antes en las casas de la época. Los clientes reconocían su alta calidad y recién después de años pedían que simplemente los volviesen a barnizar o volvían para encargar un nuevo mueble.

Hablamos con Tomás Valdivia Haltenhoff  quien nos relató: «Cerca de unos 20 años atrás la empresa pasa a manos de mi familia, conservando la idea central de calidad y tradición. En un comienzo, se mantuvo la línea de muebles de estilo, pero con el tiempo comenzó una transformación hacia lo que es la línea plana, que hoy es nuestro fuerte. Se trabaja principalmente con aglomerados de madera laminados para crear muebles que, si bien son igualmente firmes y duraderos, son más accesibles y tienen un aspecto más moderno.

Hemos operado en función de la línea plana, agregando valor a muchas empresas y hogares de la ciudad, con muebles de oficina, hogar, cocina, laboratorios… de todo lo que nos solicitan y según los requerimientos del cliente.

La pandemia nos ha perjudicado por  la falta de personal disponible y la escasez de material por parte de nuestros proveedores. A pesar de eso logramos salir adelante, impulsando este proyecto y «buscándole la quinta pata al gato», como se dice, para siempre poder cumplir a nuestros clientes.

Personalmente, me integro a la empresa en noviembre del 2020. Recién egresado de Ingeniería Civil Industrial de la UCN, la Católica del Norte, ingreso a la empresa con una visión de futuro, de optimización de procesos y mejora de la calidad de nuestros servicios y productos. Buscando alcanzar una sustentabilidad dentro de la empresa en muchos sentidos: diversificando nuestros productos, modernizando nuestros procesos y siempre apuntando hacia desarrollar una economía circular con sello verde. Eso nos motiva, pero sabemos que no es algo que se logre de la la noche a la mañana, por lo que paso a paso lo vamos a ir construyendo.

Actualmente seguimos siendo una empresa familiar, estando a la cabeza mi madre, Katharina Haltenhoff Nikiforos, seguida por mi hermana, la Ecóloga Marina Camila Valdivia Haltenhoff, quien más vela y lucha para lograr esta sostenibilidad verde. Intento aportar mi granito de arena y afortunadamente he encontrado un gran equipo de trabajo, el cual me inyecta motivación para hacer las cosas bien y darlo todo para que la empresa crezca en beneficio de todos nuestros colaboradores y la comunidad de nuestra región», nos comentó Valdivia Haltenhoff.